Su Tienda de libros para el despertar de la mente y la consciencia
Free Call +34 666269517
Cantos Gregorianos,  Edad Media y Renacimiento

Cantos Gregorianos, Edad Media y Renacimiento

El canto gregoriano se generalizó en la Baja Edad Media junto con los templos acristalados abiertos a la luz divina por los cuatro lados y dotados de un gran rosetón encarado al Sol poniente de los equinocios cuyos rayos penetraban en el templo en medio de un espectáculo de luz y color que es posible rememorar en los recintos de este tipo que se mantienen intactos.

La Baja Edad Media ha pasado a la historia como un período oscuro por causa de la Guerra de los Cien Años y la Peste Negra que redujo la población del continente europeo quizás a la mitad.

Existe la creencia de que el Renacimiento fue un período luminoso que puso fin a la oscuridad de la Edad Media. Las cosas no son así. El Renacimiento no tuvo nada de luminoso a pesar de que las hijas de la clase social emergente tuvieran la oportunidad de lucir vestidos hermosos y exhibir escotes atrevidos. La prueba de ello es que los templos acristalados, por los cuatro lados, fueron sustituidos por inmuebles dotados de fachadas y muros opacos en los que la luz sólo penetraba, en serio, a través de los amplios ventanales de la cúpula grandiosa que iluminaba el presbiterio que era el lugar de referencia del poder religioso.

Los templos renacentistas serían construidos, en muchos casos, por medio del invento demoníaco de las indulgencias que permitía vender la salvación a cambio de dinero. Es obvio que detrás de la involución monstruosa de la arquitectura religiosa y la forma de financiación de los nuevos templos hubo alguien que sabía muy bien lo que hacía.

La Basílica de San Pedro de Roma también se construyó por medio del procedimiento de vender la salvación a cambio de dinero. Es obvio que la Reforma Protestante pudo ser abortada a cambio de demoler la basílica construida por el procedimiento problemático pero hubo alguien que prefirió la división de la Iglesia a cambio de que la basílica demoníaca se mantuviera en pie.

La explosión de oscuridad del Renacimiento fue mucho más importante de lo que parece y trajo consigo una manipulación de los hechos históricos que impregnaría el pensamiento de los siglos posteriores hasta el punto de que éste no podría ir nunca más allá del ámbito de la mente dormida. El fenómeno tendría una potencia tan grande que impregnaría tanto el pensamiento religioso como el pensamiento secular incluido el que se proclamaría anti-religioso.

No hay más remedio que reconocer que el movimiento de la Ilustración y los conceptos grandiosos de la libertad de pensamiento, los derechos humanos y la separación de los poderes del estado no han ido nunca más allá de las expresiones que forman parte del ámbito de la mente dormida. En cambio en China se ha mantenido vivo el espíritu de las sentencias de Kung Tse, Lao Tse y Mong Tse que fueron maestros que tenían la mente completamente despierta al igual que Jesucristo.

En medio de la explosión de oscuridad extrema que caracterizó el período histórico del Renacimiento, actuó la ley Cósmica de la Correspondencia y sucedió que el canto gregoriano dio paso a la polifonía que es la mayor de las maravillas que penetran por los oídos y Claudio Monteverdi compuso varios cánones de belleza sobrecogedora que proclaman:

“Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen”.

Los cánones de belleza sobrecogedora penetran hasta el fondo del alma de cualquier persona sensible que los escucha en Youtube, con unos buenos auriculares puestos en los oídos, hasta el punto de que le hacen pensar en la conveniencia de volver a hacer la señal de la cruz, en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, si se había olvidado del rito religioso que constituye la esencia de la Religión Cristiana y el único signo de identidad que puede salvar la Civilización Occidental una vez la filosofía racionalista se derrumbe como un castillo de naipes.

Add Comment