Su Tienda de libros para el despertar de la mente y la consciencia
Free Call +34 666269517
Las batallas decisivas que determinan el devenir de la humanidad

Las batallas decisivas que determinan el devenir de la humanidad

Hay personas que gozan de percepciones extra-materiales y explican que existen niños “índigo”, niños “cristal”, niños “Arco Iris”, etc. y aseguran que estos pequeños gozan de percepciones extraordinarias.

En mi opinión lo importante de estos niños no son las percepciones que pueden tener que es un tema muy difícil de estudiar, de forma rigurosa, sino el hecho de que llevan dentro los impulsos de la compasión, la conciliación, la fuerza creativa y la búsqueda de la verdad, en un grado más o menos elevado, lo cual resulta sencillo de comprobar a los padres que les ha tocado en suerte una de estas criaturas que pueden tener conductas problemáticas por algo que no es negativo sino todo lo contrario.

Hay muchos tipos de niños especiales. Los hay que están dotados de una inteligencia superior que les permitirá estudiar todo lo que se propongan y convertirse en líderes sociales si ésta es su vocación. Los hay que disponen de una inteligencia limitada que los obligará a realizar una labor profesional muy sencilla. Éste es el caso de los que sufren el síndrome de Down o padecen limitaciones en los ámbitos de la cognición o la expresión de las emociones. Lo que tienen en común los niños especiales que he conocido es que son campeones de la empatía cada uno a su manera.

No sucede nada por casualidad. Las parejas que traen al mundo un niño o una niña especial pronto se percatan de que tienen la posibilidad de educar a esta criatura tal como se merece aunque deben aprenderlo sobre la marcha.

Las parejas que han traído al mundo niños y niñas especiales han debido sufrir más de lo razonable, a lo largo de los últimos treinta años, mientras el fenómeno adquiría una cierta dimensión, pero el pensamiento académico no tenía ninguna posibilidad de examinarlo, de una forma correcta, por la razón de que este último se mueve en el ámbito de la mente dormida mientras la venida al mundo de las criaturas especiales sólo puede explicarse por medio de una reflexión que debe hacerse forzosamente desde el prisma de la mente despierta.

Lo cierto es que los niños especiales llevan dentro un potencial evolutivo imprevisible junto con el impulso claro a elegir el lado de la luz de la energía. No es sencillo educar a los pequeños de este tipo y puede suceder que, cuando alcancen la edad responsable, sucumban a la depresión o la psicosis.

Es posible hacer la hipótesis de que, a medida que transcurran los decenios del Siglo XXI, el fenómeno de los niños especiales adquirirá una dimensión tan grande que obligará a transformar las disciplinas de la psicología y la psiquiatría clínica hasta el punto de que ya no podrán expresarse en los parámetros de la mente dormida y mantenerse esclavizadas por los laboratorios que comercializan las pastillas que se recetan alegremente.

Parece obvio que el cambio que espera a la psicología traerá consigo un cambio en otras disciplinas tales como la sociología, la historiografía, el periodismo, la política, el marketing, la economía e incluso la religión. Debo suponer que estos cambios tendrán como consecuencia que la sociedad, enormemente globalizada, de medianos del Siglo XXI tenga poco que ver con la presente.

Es posible hacer la hipótesis de que, a lo largo del Siglo XXI, se llevará a cabo un cambio de la humanidad que no tiene ningún precedente histórico. Esto sucederá porque el fenómeno social será resultado del cambio interior que habrá llevado a cabo un porcentaje relevante de personas anónimas aunque todas ellas conocerán muy bien el precio que habrán pagado por ello.

A mi modo de ver el cambio que espera a la humanidad se corresponde nada menos que a la llegada del Reino de Dios a la Tierra que es lo que piden los cristianos cuando rezan la oración del Padrenuestro.

Los hombres y mujeres que han descubierto que el Reino de Dios está dentro de ellos, una vez han sido capaces de morir en el mundo aparente y renacer en el mundo real, han sido bastantes a lo largo de la historia. Este fenómeno espiritual minoritario ha tenido lugar en todas las civilizaciones por un igual, aunque en Europa y algunas colonias de América tuvo carácter clandestino por causa de la existencia de un poder religioso de carácter totalitario que, a lo largo de varios siglos, dispuso de tribunales siniestros que podían condenar a muerte a cualquiera que se apartara de la doctrina oficial católica o reformada.

Puede suceder que, en algún momento del Siglo XXI, los hombres y mujeres jóvenes a los que resulte más fácil compartir la experiencia sagrada del renacimiento del espíritu, por el hecho de haber venido al mundo llevando dentro un potencial elevado de evolución de la consciencia, alcancen a ser una masa crítica y este hecho abra las puertas de una revolución que, ahora mismo, resulta inimaginable.

Resulta fascinante imaginar la revolución más importante de la historia de la humanidad por el hecho de que forzosamente tendrá carácter global mientras se sostendrá en los valores del amor, la armonía y el perdón a los semejantes, anclados a los privilegios propios del mundo aparente, que tratarán de impedirla incluso por la fuerza.

Existen algunas páginas de Internet que se refieren a una posible revolución pacífica, de carácter global, por medio de argumentos que tienen el origen en vivencias serias y revelan que sus protagonistas son semejantes que tienen la mente despierta y han elegido el lado de la luz de la energía.

También existen páginas de Internet que explican que está cerca de llegar algo muy gordo que tendrá carácter traumático por una razón u otra que incluso podrá ser la intervención de individuos, poco amables, que procederán de otras galaxias e irán montados en naves espaciales inmensas u otras cosas por el estilo. Las personas que explican estas cosas muestran que o bien tienen la mente todavía bastante dormida y sólo pueden expresar los destellos de consciencia en forma de delirio o bien son apéndices asalariados del lado de la oscuridad que posee un brazo muy largo.

Desde mi punto de vista el incremento en el porcentaje de niños y niñas que vienen al mundo llevando dentro un potencial de empatía muy elevado se debe a que, en el tema que es el más importante de todos, ha sucedido que el Centro Consciente del lado de la Luz ha prevalecido sobre el Centro Consciente del lado de la Oscuridad en la confrontación interminable que mantienen ambos centros conscientes desde épocas inmemoriales.

No resulta fácil tomar consciencia de que las batallas decisivas de la historia de la humanidad no tienen lugar en el mundo terrenal. Para hacer este ejercicio de racionalidad hay que tener la mente muy despierta y haber acumulado una experiencia sólida en el lado de la luz de la energía.

 

Add Comment